Causas

El TDA-H es un trastorno heterogéneo y complejo que no puede explicarse por una única causa, sino por una serie de vulnerabilidades biológicas que interactúan entre sí, junto con otros factores ambientales (Herreros O. et al, 2002).

 

Es un trastorno de origen neurobiológico cuyas manifestaciones clínicas son consecuencia de un mal funcionamiento de algunas zonas del cerebro. Los estudios más recientes demuestran una alteración del lóbulo prefrontal y de las estructuras del sistema nervioso relacionadas con él (Faros et al, 2011).

 

Diferentes estudios de familias han establecido la base genética del TDA-H que tiene una heredabilidad del 76% y el resto se debe a otros factores no genéticos como factores ambientales o psicosociales.